domingo, 27 de septiembre de 2015

Meteorológía aeronáutica: La estratosfera y la tropopausa

LA ESTRATOSFERA

La estratosfera fue descubierta en 1902 simultánea e independientemente por el meteorólogo francés Teisserenc de Bort y por el alemán Richard Assmann, estudiando la estructura térmica de la atmósfera con la ayuda de globos-sonda. La baja estratosfera (por debajo de 30 km) esta caracterizada principalmente por una temperatura constante o incluso ligeramente creciente cuando se asciende. Por lo tanto, el gradiente vertical de temperatura es sensible mente nulo, lo que corresponde a una estabilidad muy grande, de donde procede el nombre de estratosfera, que indica que las diferentes capas permanecen independientes. 

Esto no significa, como se creyó al principio, que sea ésta una región perfectamente en calma. Se observan a veces vientos muy fuertes, pero no se producen nunca los movimientos verticales de convección que en la troposfera desempeñan un papel tan importante al agitar las diferentes capas y crear nubes por el mecanismo de la expansión adiabática. Debido a la pequeña cantidad de agua, no hay nubes en la estratosfera salvo las raras "nubes nacaradas" observadas algunas veces por encima de Escandinavia hacia los 20-30 km de altura. 

Captura de una PSC por un DC-8 de la NASA
 en el sur de Escandinavia.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Historia de la aviación: Aeronáutica y Astronáutica según Wernher Von Braun


(Wyrks, actual Polonia, 1912-Alexandria, EE UU, 1977) Físico estadounidense de origen alemán. Movido por su interés por los cohetes, se unió a un grupo de investigadores liderados por H. Oberth que, encuadrados en la Sociedad Alemana para el Fomento de la Astronáutica, estudiaban las aplicaciones de la propulsión de reacción.

En 1932, tras el abandono de Oberth y el fallecimiento de Vaher en el curso de una prueba, asumió la dirección de las investigaciones. Bajo el patrocinio del ejército, se hizo cargo, como director técnico, del Centro de Investigaciones de Peenemünde, en el cual diseñó algunas de las famosas «armas secretas» de Hitler, entre las que hay que destacar la V-2, una bomba volante precursora de los misiles actuales que causó graves preocupaciones a los aliados en 1944, cuando fue utilizada para bombardear Londres.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Humor aeronáutico

Día ventoso: la explicación más clara de lo que es VLOF (Lift Off Speed)

VLOF (Lift Off Speed) Significa velocidad de despegue... Lo cual no quiere decir que sea una velocidad "legal" y/o segura.

VLOF es por definición la velocidad calibrada a la cual un aeroplano se levanta del suelo. En concreto (y más legalmente) Es la velocidad en la que el avión se suspende en el aire al levantarse del tren principal y se dice que el avión ya está volando con un ángulo de ascenso positivo y ha despegado antes de la TORA (Take-off Run Available - Carrera diponible para el despegue).


...y para muestra este GIF animado en el que se ve como un día de mucho viento puede levantar una avioneta que no estaba asegurada (no estaba atada, solo con los calzos que se puede ver como quedan en la pista). Mucha gracia no le debió de hacer a su dueño.


Windy day


domingo, 20 de septiembre de 2015

Visión sintética en los modernos aviones comerciales

La presentación de datos ha sufrido una gran transformación con los avances en aviónica.
La visión sintética en los aviones comerciales modernos ha sufrido una gran evolución desde la mera presentación de datos, pasando por un mejor aprovechamiento del espacio hasta la integración de imágenes para un empleo táctico de la información de vuelo. Ello ha sido posible gracias a que la evolución de la aviónica ha permitido abaratar los costes. Otro de los factores que ha influido notablemente en que estas tecnologías se implanten en la aviación comercial es el hecho de que llevan usándose por más de una década en la aviación de negocios (y mucho antes en la aviación militar) con excelentes resultados coste-beneficios. El espaldarazo para su implantación definitiva llegará ahora de la mano de las autoridades de aviación civil, que ven en estas tecnologías un incremento de la seguridad y se ven en la tesitura de tener que regular las especificaciones mínimas de tales sistemas. Como casi siempre suele ocurrir en aviación, son las grandes compañías industriales las que suelen introducir las grandes mejoras, las cuales se deben de regulara posteriori.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Chatarra espacial I


El astrónomo español Jaime Nomen (cazador de meteoritos aficionado y descubridor del DA14, el asteroide que más cerca ha pasado de la tierra sin llegar a impactar), comentaba hace unos días una anécdota curiosa: los avistadores y cazadores de cuerpos celestes estaban realmente confundidos con el supuesto hallazgo de un nuevo elemento recién descubierto. Este cuerpo celeste o supuesto pedrusco tenía un cierto brillo muy particular. Al final los telescopios acabaron revelando la verdad sobre el extraño objeto. Dicho elemento no era un asteroide, sino una de las carcasas desprendidas del Apolo XII, la segunda misión tripulada de la NASA que llegó a la superficie de la Luna.


El trozo de chatarra lleva desde 1969 dando vueltas por el espacio. Allí continuará por mucho tiempo, aunque eventualmente acabará cayendo (ya lo está haciendo a una tasa muy lenta). Hasta entonces podrá volver a despistar a miles de aficionados y futuros astrónomos en busca de meteoritos. Todo esto es realmente anecdótico, lo realmente preocupante es que acabe colisionando contra algún satélite que se encuentre operativo y tenga un cometido esencial.

lunes, 14 de septiembre de 2015

La aviación en el cine: "La batalla de Inglaterra" (1969)


“Nunca en la historia de los conflictos humanos, tantos debieron tanto a tan pocos."


La batalla de Inglaterra es una estupenda película británica del año 1969 que narra el conjunto de combates aéreos librados en cielo británico y sobre el canal de la Mancha, entre julio y octubre de 1940, cuando Alemania buscó destruir a la Royal Air Force (RAF) para obtener la superioridad aérea necesaria con el fin de llevar a cabo la invasión de Gran Bretaña en el marco de la famosa operación León Marino.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Reseña de libros: Colosos del aire (Historia de los dirigibles)

"Oh, the humanity", exclamó el locutor de radio Herb Morrison el 6 de mayo de 1937, cuando fue testigo de la tragedia del Hindenburg mientras intentaba el aterrizaje en las cercanías de Nueva york. Mucha gente solo recuerda este hecho catastrófico cuando se les pregunta sobre los dirigibles, pero la categoría de aeronaves más ligeras que el aire incluye muchos modelos y variantes que son totalmente desconocidas para la mayoría de los aficionados a la aeronáutica. Libros buenos sobre estos aparatos hay muchos, pero casi todos están escritos en lenguas extranjeras, principalmente en inglés.

Hoy comento uno de los libros que he leído este verano. Se trata de un libro sobre la historia de los dirigibles escrito por Carlos lázaro. El autor es un Madrileño (1966) criado en muy cerca de Cuatro Vientos y al que la afición ya le viene de pequeño.

Carlos es Doctor en Antropología de América. Es especialista en tecnología aeronáutica, ámbito que es objeto de su estudio desde el año 1995. Entre sus publicaciones figuran títulos como "Descubrir las mujeres en la aeronáutica ( Aena 2009) o Ignacio Hidalgo Cisneros, General de Brigada (En, 25 Militares de la República, Ministerio de Defensa, 2011). Ha sido comisario de varias exposiciones dedicadas a la aeronáutica y publicado en revistas especializadas. Ha publicado además otros títulos: "Las fronteras d e América y los Flandes Indianos" y "Diplomacia fronteriza con los indios americanos".

lunes, 7 de septiembre de 2015

Clases de navegación: El sistema solar




En aviación no somos astrónomos ni físicos. El piloto suele ser una persona con poco tiempo y a la que le gusta simplificar para poder concentrarse en lo suyo, el vuelo. No se requiere por lo tanto un conocimiento en profundidad sobre el sistema solar para poder sacarse la licencia de Piloto de Transporte de Lineas Aéreas (ATPL), pero existen varios puntos clave que toda persona con un poco de curiosidad por el tema debería de saber (...o por lo menos sonarle). Dichos puntos se suelen englobar dentro de la asignatura de Navegación General que se imparten a los cadetes en su primer año de enseñanza teórica. La referencia (EASA-JAA) de la asignatura y el tema es: 061 01 01 00 (The Solar System- Navigation General).

viernes, 4 de septiembre de 2015

Sistemas de datos del aire (ADC)

-Ojo artículo bastante técnico-

Unidad de datos del aire
Los sistemas de datos del aire son los encargados de detectar los parámetros físicos y transformarlos en señales "entendibles" para un piloto por medio de su representación en pantallas o instrumentos de vuelo. Dichas señales son también empleadas por los sistemas de vuelo automático y otros sistemas o subsistemas que forman parte de la aviónica de la aeronave, como el FMS por poner un ejemplo.

Uno de estos sistemas de datos del aire que hoy ya se pueden considerar "clasicos" es el denominado Computador de Datos del Aire o ADC en su terminología anglosajona. ADC es el acrónimo en inglés de Air data Computer. Estos ordenadores son un componente esencial del sistema de aviónica en un moderno avión comercial. Antiguamente cada instrumento de vuelo tenía sus propios sensores. Hoy en día los sensores se encuentran situados en las mejores posiciones posibles a lo largo del fuselaje del avión, sus datos son enviados a una centralita u ordenador para su procesamiento y desde este punto se envían a las pantallas del cockpit o a otros sistemas/subsistemas/ordenadores. El ADC usualmente recibe inputs procedentes no solo de los datos de presión del aire, sino que ademas recibe señales provenientes de sensores de temperatura, como la denominada sonda TAT o Total Air Temperture. Con este parámetro se pueden calcular cosas esenciales para el vuelo, como la TAS o True Air Speed (Velocidad verdadera del avión).

Humor aeronáutico: Automatismo en los nuevos aviones


martes, 1 de septiembre de 2015

La aviación en el cine: La barrera del sonido (1952)


Estas vacaciones me ha dado tiempo de ver algunas películas que tenía pendientes. Entre ellas esta: The Sound Barrier (conocida para su distribución en castellano como "La barrera del sonido" y "Sin barreras en el cielo") es una película británica dirigida por David Lean en el año 1952 y protagonizada, en los papeles protagonistas, por Ralph Richardson, Ann Todd, Nigel Patrick, John Justiny Denholm Elliott. La película narra la historia de Tony (Nigel Patrick), un piloto que durante la guerra, se acaba casando con la hija (Ann Todd) de un poderoso industrial británico (Ralph Richardson) metido de lleno en la industria aeronáutica. Este film narra las tensiones entre padre e hija y sirve como hilo conductor para contarnos cómo los pilotos y los ingenieros aeroespaciales británicos diseñaron y probaron un avión para intentar romper la barrera del sonido. La historia es ficticia, pero tiene unos cuantos puntos que la hacen muy interesante para todos aquellos a los que les guste la aeronáutica y el cine.

La carga alar

En posts anteriores ya se ha hablado extensamente de la velocidad de pérdida y del "coffin corner", con esta información hoy voy a hablar un poco de lo que se conoce como la carga alar.

En terminología aeronáutica, la carga alar se refiere al peso que soporta un ala medido usualmente en kilos por metro cuadrado (kg/m^2) o libras por pie cuadrado (Lbs/ft^2) y en general se puede utilizar cualquier unidad de peso por unidad de superficie. La carga alar es uno de los parámetros mas complejos que hay que tener en cuenta cuando se diseña un avión para una determinada misión. La carga alar afecta a muchos componentes del avión (motores, estructura, dimensiones, etc.) pero también afecta a las prestaciones, rendimiento o comportamiento del mismo, lo que se conoce en inglés como "performance" y que en español también traducimos como "actuaciones" del avión.