Efemérides aeronáuticas: «Wrong Way» Corrigan


En aviación despistes hay muchos. Desde el piloto que aterriza en una Base Aérea militar cuando está hablando con la torre del aeropuerto civil cercano hasta los despegues en una calle de rodadura creyendo que se está en la pista (caso del vuelo B733 de KLM). Incluso el propio Indiana -Harrison Ford- Jones sufrió un despiste que pudo llegar a ser fatal cuando aterrizó en una pista de rodadura muy cerca de un avión comercial a punto de despegar.  

Pero lo de este piloto y mecánico del que hoy hablamos si que es difícil de creer. El mecánico de aviación, de treinta y un años Douglas Corrigan (1907-1995) despegó con su Curtiss OX5 Robin a las cinco y cuarto de la mañana del 17 de julio de 1938 desde Floyd Bennett, Brooklyn (Nueva York). A bordo de su monoplano el intrépido aeronauta  pretendía hacer un vuelo en solitario sin escalas a Los Ángeles, pero su avión aterrizó «por error» en el aeropuerto de Dublín, veintiocho horas y trece minutos más tarde.

Lejos de hacerse famoso el vuelo como un error, aquel viaje se convirtió en una hazaña, y Douglas en un héroe para el pueblo americano. Según el piloto, había realizado un giro incorrecto y se había extraviado al no contar con una brújula. La historia, extraordinaria, no fue convincente para las autoridades de la aviación estadounidense, que habían rechazado sus reiteradas peticiones para ese vuelo porque su viejo cacharro no tenía equipo de seguridad, ni radio, ni instrumentos de navegación. 

Dichas autoridades no tardaron en suspender la licencia de piloto de Douglas, que regresó a los Estados Unidos en barco. La licencia la recuperaría días más tarde. Pero lo que no esperaban las mismas autoridades que le había denegado la licencia era el recibimiento dado al aviador, en el que se reunieron más de un millón de neoyorquinos en Broadway para homenajearle. 

La portada del periódico New York Post con un titular al revés y la noticia de que el piloto Douglas "Wrong Way" Corrigan había regresado a los Estados Unidos desde Irlanda.
Su «hazaña» caló hondo entre los estadounidenses, ya que era un piloto joven, con agallas y además había «engañado» a las autoridades utilizado para su proeza una avión que «casi» había construido con sus propias manos. Aquello hizo que «Wrong Way» Corrigan hiciera una gira triunfal por Estados Unidos y firmara contratos para la publicación de su biografía y una película, El irlandés volador, en la que se interpretaba a sí mismo.

Comentarios

Entradas populares